sábado, 31 de diciembre de 2011

Cierra los ojos...
Ya piensa en todo lo que te hizo sonreír en el año que termina, y olvidate de lo demás....
Ojalá esas sonrisas se multipliquen en el 2012!!!!

miércoles, 28 de diciembre de 2011

GyG libreria del paseo



Ahora también pueden encontrar mi nuevo cuento: "Agustina busca a su hermanito Valentín" en la Librería y Juguetería del Paseo Gyg (French 690, Banfield- Tel: 4248-7597)

                                                                                   

                                                                           

martes, 27 de diciembre de 2011

Agustina.... ¡¡en Cotillón!!

Mi adorable personaje Agustina ha dado grandes pasos y ha crecido mucho en todo este año 2011, y tantoooooo.... ha crecido que también se hizo presente en cotillón!!



¡Muchas gracias a Florencia de Allegra por estas bellísimas creaciones!

*Allegra (Cotillón- Pastelería- Ambientación de Fiestas)- Aguero 1627- C.A.B.A (4829-0355)

sábado, 17 de diciembre de 2011

Almuerzo Solidario

En el mediodía de hoy he vivenciado un momento muy feliz al acompañar a voluntarios de la Fundación Sur Solidario, en un nuevo almuerzo en el comedor: El Amparo de los Niños, ubicado en Vasconcellos 482, Villa Benquez (Banfield). 

La tarea va más allá de alimentar a los más de 160 chicos que asisten. El lugar cuenta con una gran biblioteca con más de 1000 libros y un espacio para el desarrollo del apoyo escolar y taller de computación. Además llevan adelante una murga barrial que sirve de contención para los chicos y la unión entre los vecinos. 

En nombre personal, y como una representante del Proyecto Agustina, agradezco mucho a Sur Solidario el permitirme compartir junto a ellos, una de las tantas maravillosas tareas que emprenden, y el poder conocer la gran obra e inmenso corazón de los encargados de este comedor: Daniel García y Estela. 

"Agustina busca a su hermanito Valentín" ya se encuentra en la biblioteca de este lugar en donde se respira Amor, Dedicación y Solidaridad.

Aquí el recuerdo de mi visita ... 
                                                Y sí, como ellos afirman, Todos podemos ayudar!! 






viernes, 16 de diciembre de 2011

Palabras de Escritora

Comparto con ustedes una selección de la entrevista que realizó Javier Flor Rebanal a la escritora Liliana Bodoc para Imaginaria (Revista sobre Literatura infantil y juvenil- N° 306).
Como escritora, también de literatura infantil y juvenil, les recomiendo que se tomen unos minutos para leer las interesantes reflexiones de esta prestigiosa colega.


"La ficción nos foguea en la emoción. Nos pone fuerte el ánimo. Nos pone fuerte la templanza, la imaginación"


—La magia está ahí en “La Saga de los Confines”, magia buena, magia mala. ¿Qué es para ti la magia?
—La verdad es que para mí la magia es una cuestión seria. Quiero más o menos explayarme en esto para que no se me malinterprete. Sé que la magia cayó, en la redada del mercado, con otro montón de cosas. Sé que el pensamiento mágico, lo que ejerce la fascinación y la intuición, están muy degradados, muy malvendidos y muy mal comprados. Sin embargo, creo que el pensamiento mágico le ha aportado cosas importantísimas a la humanidad y se las sigue aportando. Pensamiento mágico en función de esto, de lo que está aún por descubrir, de lo muchísimo que la razón no puede explicar todavía, felizmente. Me parece que es una forma de conocimiento, que la razón conoce de un modo y la intuición y la fascinación conocen de otro. Y, de alguna manera, esas dos mitades van armando algo que se parece a la verdad.

—La ficción es el género que más has cultivado. Para ti tiene un potencial extraordinario. ¿Por qué lo utilizas?
—Creo que a la ficción no se le puede pedir todo. A veces se le pide que cambie el mundo, y me parece que es mucho para sus pobres espaldas. Pero sí creo que se le puede pedir mucho más. Se le puede pedir mucho más en la educación, se le puede pedir mucho más en el socorro, en el amparo de niños problemáticos, desde chicos con problemas psicológicos hasta chicos con problemas de salud; se le puede pedir mucho más en las familias; se le puede pedir mucho más en la historia individual de cada uno de nosotros. Porque a mí me parece que la ficción nos foguea en la emoción. Nos pone fuerte el ánimo. Nos pone fuerte la templanza, la imaginación; nos abre ventanas, nos hace ver cosas que de otra manera no veríamos jamás. Nos hace entender cosas que de otra manera no entenderíamos jamás. Y me parece que es muy poquito lo que se le pide en contra de lo muchísimo más que nos puede ofrecer, como individuos y como sociedades.

—¿Y qué se puede pedir a la ficción para niños?
—A la ficción para niños se le puede pedir que los apasione. Se le puede pedir que baje el dedito admonitorio de lo que se debe y lo que no se debe. Se le puede pedir que los maraville, que los deslumbre, que los asuste, que los haga reír, que los conmueva. Y se le puede pedir, básicamente, que les permita entrar en crisis. Una crisis acorde con su realidad, con sus fuerzas, con su musculatura, pero al fin, crisis. Y obviamente, transformación.
Una frase tuya es “Hay que reconstruir las palabras”. ¿Puedes explicar un poco esta idea, sobre todo para el mundo infantil?
—A mí me parece que los adultos, y especialmente los docentes, tenemos que volver a pensar en las palabras como fundantes de la condición humana. Hay que volver a apasionarse con las palabras; las palabras pronunciadas, las palabras escritas, el origen de las palabras, el cambio de las palabras, la mentira de las palabras. Creo que nos estamos olvidando de que en realidad estamos hechos de eso, en gran medida. Y me parece que a veces uno habla de la literatura sin pensar que el paso previo, indispensable, es volver a enamorarnos de nuestra lengua y de nuestras palabras.

—Otro pensamiento tuyo: “Los niños y los jóvenes necesitan literatura”.
—¡Claro! Al niño hay que hacerlo tomar contacto con la palabra literaria, con la lectura literaria, que nada tiene que ver con la lectura utilitaria. A mí no me gusta que digan “Bueno, que lea alguna cosa, total por lo menos lee”. Me parece que no tiene nada que ver. La decodificación mecánica del código lingüístico la tenemos relativamente asegurada. Pero hay una lectura literaria que tiene que ver básicamente con desmontar barreras de sentido, con atravesar la denotación y llegar a lo profundo de la connotación, que —me parece— a los niños les hace mucha falta y que es una cosa que hay que apuntalar más en la educación.

—“La literatura posee poderes curativos”. Explícanos esta idea tuya, solución a muchos problemas humanos.
—Vamos a ir hilvanando cosas. Esto tiene que ver con el pensamiento mágico. Todo esto empezó una vez que yo, estando mal del hígado y siendo una persona propensa a asustarme mucho cuando no estoy bien de salud, tratando de apaciguarme a mí misma, además de los medicamentos, me recitaba una de las estrofas de la “Oda al hígado” de Pablo Neruda: “(…)/ de ti, / monarca oscuro, / distribuidor de mieles y venenos, / regulador de sales, / de ti espero justicia: / Amo la vida: ¡Cúmpleme! ¡Trabaja! / No detengas mi canto.” Y yo juraba y perjuraba —y sigo haciéndolo— que a mí eso me ayudó a curarme. ¿Y por qué no? Acá enlazamos con lo de la fascinación. A mí me parece que hay una curación también por fascinación. Y por belleza. Además me parece que está bastante comprobado que el arte en general —y la literatura en particular— ayuda, socorre a los enfermos, aún a los agonizantes. Yo siempre les pido a mis hijos y a mi esposo que si estoy agonizando, me lean, por favor, aunque todos les digan que no los voy a escuchar.

 —Ahora que ya tienes más de diez años de obra escrita, ¿qué quieres legar a tus lectores? ¿Una visión optimista del mundo?
—Sigo pensando que este mundo así no cierra. Que hay muchísimas posibilidades de que sea mejor, mucho más justo, mucho más humano. Y jamás dejo eso de lado a la hora de escribir. Jamás me desentiendo de este mundo, de la esperanza —utópica dirán muchos, y a mí me importa poco— de transformarlo. Jamás. Siempre pienso que escribir tiene que ver también con aportar para transformar el mundo.

Pueden leer la entrevista completa en: www.imaginaria.com.ar

domingo, 4 de diciembre de 2011

Se aproximan las Fiestas!!

Nos vamos acercando al nuevo año, y así a la celebración de la Nochebuena y de la Navidad.
Me encanta que los comercios ya estén llenos de objetos navideños y esto me recuerda a mi infancia, paseando junto a mi madre, y comprando juntas alguna decoración alusiva a esta especial celebración. Ella hacía que nuestro hogar siempre tuviera su calidez y su buen gusto! Centros de mesas y otros delicados detalles, los preparaba con cintas de distintos tamaños de los tradicionales colores, y con objetos que ya tenía de otros años, que compraba o que fabricaba con hojitas de muérdago y piñas naturales.
Me parece verla en esa maravillosa tarea y  revivir aquellos preciados inolvidables instantes juntas!!
Esta semana, precisamente el jueves 8, no debemos dejar pasar el hermoso momento de compartir junto a nuestros niños y familias, el armado del árbol navideño y del pesebre
Comencemos ya a preparar nuestras almas y corazones para las próximas fiestas que se aproximan; y hagamos en nuestros interiores un balance del año que está por partir, con esperanzas en los deseos que anhelamos para el nuevo año.
Que el Espíritu Navideño los ilumine!

A continuación les adjunto la invitación a una Feria Navideña. Una bonita propuesta para no dejar pasar si pueden acercarse!.